lunes, 9 de junio de 2014

De libreros y otros bichos extraños




Como buenos madrileños que somos, la primavera nunca es tal si no la culminamos con un paseo por los Jardines del Buen Retiro y su Feria del Libro. Allí nos espera cada temporada nuestro librero feliz. Cada vez con más canas, aguarda en la caseta número 360, atendiendo a esas señoras que le piden un libro más gordo, porque a ellas les gustan los libros gordos. Después de unos segundos nos reconoce. Le recuerdo los libros que nos ha ido recomendando a lo largo de los años. Natalia Ginzburg, Cesare Pavese, Muriel Spark. Nos escudriña a través de sus gafas, y hace un repaso mental de toda la novela del siglo XX. Al final se decide, se pone de puntillas y saca de una estantería El Mensajero, de L.P. Hartley. Nos lo llevamos y nos despedimos hasta el año que viene.

Un poco más adelante un montón de niños locos se agolpan en la caseta de Kiriku y la Bruja. A duras penas consigo llegar hasta el mostrador donde se despliegan libros de todas las formas, de todos los colores. Por fin tengo un motivo para acercarme a estos ejemplares preciosos que había dejado atrás hace tanto tiempo. De entre todos elijo dos, el primero lleno de colores y texturas, con los nombres de los animales; el otro con un bicho raro, un cuento estupendo, sin moraleja, como me gustan los cuentos. Y salgo de la marabunta con ellos bien agarrados bajo el brazo, como si fueran un tesoro.

La última parada es otra obligatoria en nuestro recorrido habitual, la caseta de la Librería de Mujeres. Allí también nos dejamos aconsejar y nos llevamos dos libros, uno para nosotros y otro para Mopito, La Peluca de Luca, del que espero hablaros otro día. Como siempre, en el metro de vuelta a casa sacamos nuestras adquisiciones de las bolsas y hacemos recuento. Y nos percatamos de que, igual que ha ocurrido en nuestra cama, en nuestro armario, en nuestro cuarto de baño, el pequeño de la casa ha vuelto a ganar la partida.


4 comentarios:

  1. Ahora siempre ganan la partida ellos... :-)

    Nosotros también somos unos clásicos de la Feria del Libro. Aunque este año estamos fallando a nuestra cita... (Malditos resfriados). Qué buena pinta tienen esos libros que le habéis comprado al peque, por cierto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, y nos dejamos ganar con gusto, ¿verdad?
      Todavía os queda este finde para ir a la Feria, así que a ver si se recupera la pequeñaja para entonces. El que más me gusta de los tres libros que compramos es "Un bicho extraño", aunque creo que necesitará tener unos añitos más para apreciarlo bien. El de "La Peluca de Luca" está también muy bien, y aunque sí tiene moraleja, está escrito en verso, así que la musicalidad hace que sea perfecto para leérselo a nuestros enanos. Un besote!

      Eliminar
  2. Adoro comprar libros, y es cierto, desde que nació Peque, compro más para él que para mí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los libros infantiles cada día me gustan más! No sé cómo he podido vivir sin ellos hasta ahora!

      Eliminar